martes, 28 de febrero de 2012

El campamento de Griébal de Scouts de Aragón-ASDE, en el Pirineo de Huesca, podría abrir sus puertas este verano tras la firma de un acuerdo con el IAJ-Aragón

Los Scouts de Aragón podrían abrir las puertas del Campamento de Griébal este próximo verano gracias al acuerdo firmado con el Instituto Aragonés de Juventud. Una autorización que permite la apertura de esta instalación juvenil, pero que está condicionada al cumplimiento de una serie de medidas de mitigación de riesgo de incendio. 
Andrea Bonafonte Rived / aragondigital.es /  27-2-2012
imprimir correo
El acuerdo está condicionado a una serie de medidas de mitigación de incendios
El acuerdo está condicionado a una serie de medidas de mitigación de incendios

Zaragoza;aragondigital.es .- Después de que el campamento de Griébal fuera desalojado a finales de julio de 2011 por riesgo de incendio, los Scouts de Aragón podrían reabrir sus puertas este próximo verano gracias al acuerdo firmado con el Instituto Aragonés de Juventud (IAJ). Una autorización de apertura que está condicionada al cumplimiento de una serie de medidas de mitigación de incendios.
La principal y prioritaria es la creación de un anillo de seguridad antiincendio alrededor del área de acampada, lo que supone una actuación sobre unas 22 hectáreas del monte. Pero, además, según ha informado el director gerente del IAJ, Fernando Peña, se debe garantizar el 75% del llenado de la balsa, mantener los anillos concéntricos anualmente, proceder a la convección de aire forzado de los espacios de confinamiento y al ignifugado de las puertas, añadir un nuevo punto de hidrante o mantener de las vías de escape como la pista principal y otra de tierra.
Además, se trabajará en el mantenimiento de la senda CR19 porque consideran que es la más rápida en caso de necesidad de desalojo, y se limita la capacidad del centro a 400 personas. Por otro lado, Peña ha subrayado que “aunque no es una medida que figure en la autorización, la instalación cuenta con un helipuerto a tres minutos con base en Boltaña”.
La puesta en marcha de estas medidas de seguridad “supondrá un coste aproximado de 100.000 euros”, según ha apuntado el presidente de ASDE Scouts-Aragón, Esteban Urgel, quien ha asegurado que conseguirán la inversión con “esfuerzo, trabajo e imaginación” pero además abrirán canales de financiación privados, y esperan “que instituciones como la Confederación y Gobierno de Aragón ayuden en lo que puedan”. También ha adelantado que “en Semana Santa iniciarán las tareas de acondicionamiento de campamento”.
Urgel ha mostrado su satisfacción por el apoyo de las instituciones y ha dicho que, con los cambios previstos, “no va a haber un centro igual en España y vamos a conseguir un espacio cinco estrellas” aunque ha afirmado que, dentro de la legislación, “ya teníamos unos niveles de seguridad bastante altos”.
Por su parte, Peña ha defendido que en la anterior legislatura ya se hubieran podido tomar medidas similares para garantizar el mantenimiento de la actividad en las instalaciones.
Urgel ha indicado que la pérdida total por el cierre de las instalacionesel verano pasado fueron 30.000 euros porque sufrieron entre 200 y 400 cancelaciones de reservas. Y ha recordado que por el campamento de Griébal pasan anualmente unas 3.500 personas y, según estudios realizados, el impacto económico estimado en la zona del Sobrarbe es de 600.000 euros.