jueves, 14 de abril de 2016

En la web de ASDE-Scouts de España del 15 de febrero de 2010, hace ahora ya seis años, entrevista: "Antonio Alaminos, compromiso social en estado puro".-





Antonio Alaminos, compromiso social en estado puro

Enlace:

http://www.scout.es/antonioalaminosdiplomagranada/
Alaminos junto a sus compañeros scouts de Granada y Andalucía

Después de 38 años, sigue vinculado al Escultismo activo en su Grupo Scout, en la Delegación de Granada y en Scouts de Andalucía; desde joven ha trabajado como monitor con niños y niñas de la Zona Norte, una de las áreas más deprimidas de la ciudad; ha desempeñado una labor vecinal durante décadas en la Asociación de Vecinos Centro Sagrario; participa en actividades culturales de la ciudad y colabora con la Casa Museo de la Junta de Andalucía; acude al comedor social del Hospital San Juan de Dios… “Y pertenezco a diferentes asociaciones de tipo cívico y social”, resume Antonio Alaminos López para no extenderse en todas y cada una de sus actividades.

Alaminos recibió a comienzos de febrero el Diploma al Mérito de la Ciudad de Granada, una distinción que le causa “una profunda alegría”. “Sin duda, es una oportunidad para ofrecer este reconocimiento a mi familia y al mundo scout, así como a las asociaciones de voluntariado”, señala Alaminos, quien no se cansa de repetir que este título no hubiera sido posible de no ser por la labor y presencia del Escultismo en la ciudad y en toda Andalucía.

Alaminos junto a la delegación de Scouts de Andalucía en la VI Conferencia Scout Federal

Este agradecimiento, que insiste en trasladar a Granada, a Scouts de Andalucía y a Scouts de España, lo dejó palpable en su discurso, emotivo y sincero, en el que volvió a difundir los valores scouts de los que él hace gala. “El trabajo con los verdaderos protagonistas, los niños y las niñas y jóvenes, es decisivo para ayudarles a impregnarse de valores y estilos de vida que los preparen para ser –y ejercer- como buenos ciudadanos y ciudadanas: comprometidos, libres, críticos, participativos y solidarios”, pronunció ante el público presente en el Teatro Isabel la Católica de Granada, donde los scouts le acompañaron en todo momento.
La decisión de otorgar a Alaminos el Diploma al Mérito fue unánime, un hecho que el homenajeado quiere subrayar y enmarcar en la gran aceptación y reconocimiento de la labor scout.
Maestro de profesión y por vocación, Alaminos reconoce que la esencia del niño scout no ha desaparecido. “Queda muchísimo de aquel niño, porque aún lo vivo con pasión, porque queda mucho de la promesa y de la ley scout, porque creo en la importancia de la acción en pequeños grupos, porque me sigo formando en el ámbito educativo y me encanta colaborar en todas las actividades. El escultismo es una gran escuela y he tratado de aplicarlo todo a mi vida, de manera comprometida”, reconoce.
Y es fácil comprobarlo. Quien le conoce sabe que no se despega de su faceta scout en ningún momento, porque no puede, porque no sabe, porque no quiere, porque es parte de su esencia y su manera de entender su papel como ciudadano.

la campaña Soy Scout en Granada, a la que acudió Alaminos para colaborar en las diferentes actividades organizadas

Por eso, a él le parece tan sencillo y natural “hacer un hueco” al voluntariado y al trabajo con los y las jóvenes. “Siempre se puede hacer un hueco para colaborar con los grupos, para apoyar a los y las monitoras, para que ellos y ellas puedan estar en la primera línea, en el día a día con los chavales, y los que somos mayores apoyar en logística, en la gestión, en la comunicación, en el apoyo hacia los equipos”, propone.
Conocedor del moviendo scout en sus diferntes etapas a lo largo de la historia en España, Alaminos tiene claro que la clave para seguir mejorando sigue siendo avanzar junto a la sociedad. “Tenemos que seguir atentos a los cambios sociales de la juventud y el movimiento tiene que seguir adaptándose, como lo está haciendo, a las realidades de los y las jóvenes. La forma de presentar el Escultismo también tiene que ser actual, y si los jóvenes están en un mundo digital, saber llegar a ellos y decirles que el escultismo se puede compaginar con sus trayectorias profesionales, con sus relaciones sociales, que siempre hay tiempo para implicarse y comprometerse”, señala a modo de motivación Alaminos, miembro desde 1978 del Grupo Scout 245 San Jorge de Granada, si bien en 1972 entró a formar parte del Grupo Scout 129 Champagnat, ya desaparecido pero del que absorbió su incansable labor de servicio.

Su ilusión sigue intacta y siempre en el punto de salida para seguir contribuyendo a construir un mundo mejor. Ahora Alaminos reconoce estar “muy ilusionado con el Centenario de Scouts en España (2012) y con el Centenario de Scouts en Andalucía y Granada (2013)”, lo que sin duda se traducirá, si cabe, en más acción y compromiso scout.

***************************** 


Enlace:

http://www.scout.es/antonioalaminosdiplomagranada/