sábado, 4 de junio de 2016

Fotos de la entrega del 'X Premio Piña Scout de Plata 2016' a Antonio Alaminos de Granada y Ángel Jiménez de Córdoba, sábado 4 de junio, AGAE-AISG-Andalucía, Scouts y Guías Adultos de Granada, Restaurante Peñón de San Francisco.-






























*********************************

Montaje audiovisual proyectado en la 'X Piña Scout de Plata'


Querido amigo Antonio:
 
Enlace para ver el montaje audiovisual que hice con imágenes de tu 'Historial Scout', proyectado en la cena y acto de la 'X Piña Scout de Plata'.


Pulsando sobre él te lleva directamente al video.

Recibe un afectuoso saludo, 

Paco Montoro

¡¡¡Muchas gracias Paco!!!



**********************************
Palabras de Antonio Alaminos (Castor Precavido) tras recibir la X Piña Scout de Plata:

Buenas noches queridos amigos y Hermanos Scouts:
Enhorabuena, Ángel (Capi) por la Piña de Plata a nivel de Andalucía.
Felicidades a todos por hacer posible esta emotiva cena de Hermandad Scout, con vuestra participación. Muchísimas gracias a todos los que habéis tenido que ver en la concesión de la Piña de Plata, al Jurado, a la Ejecutiva de AGAE-AISG y a su Asamblea.

Todos os la merecéis y a todos os la dedico, especialmente a mi familia, mis dos queridísimas Esperanzas. Esperanza madre (Antigua Guía de España de la '3ª Compañía Fénix' de las Guías de España en Granada) y Esperanza hija, Scout de corazón.
Y a mis padres, en el cielo, a quienes muchos de vosotros conocisteis en la calle Puentezuelas.

Nunca pensé que la Piña de Plata me haría tanta ilusión. Estoy nervioso como un Lobato. Se ve que estoy mayor, ahora que estamos en el Centenario del Lobatismo.

He preparado ‘dos palabritas’, expresión cariñosa que durante tantos años muchos me habéis oído utilizar en numerosos actos Scouts, casi siempre pasándome de duración, aprovechando vuestra amabilidad.

Esta noche se suma al pasado mes de febrero cuando, en el 41º  Festival de la Canción Scout, los responsables de la Delegación Scout de Granada-Jaén y  de Scouts de Andalucía-ASDE, me entregaron la ‘Placa que Honor’, al haber dejado en octubre de 2014 las funciones que durante más de cuarenta años  desempeñé en la Delegación Scout. Otra recogió Bilbo, nieto del Akela de la Primera Manada de Lobatos de Granada en los años treinta. Hoy aprovecho también para volver a decirles, ¡muchísimas gracias! Y también a mi querido Grupo Scout ‘245 San Jorge’.

Pero, la verdad es que estoy abrumado por la generosidad que habéis demostrado los amigos y amigas de Scouts y Guías Adultos. Os agradezco especialísimamente esta noche la entrega del ‘Premio Piña Scout de Plata 2016 de AGAE-AISG-Andalucía’.

Hoy quiero compartir con vosotros la reflexión sobre dos aspectos: La Abnegación Scout y la Piña Scout.

Me gusta la palabra ‘Abnegación’, tan usada en otros tiempos en el vocabulario Scout, porque la Abnegación es un Valor (una Virtud que decimos los creyentes) que consiste: “En el sacrificio espontáneo o por medio de la voluntad de los propios intereses, deseos e incluso de la misma vida en favor de otros o de todos. Es una forma de altruismo que exige autosacrificio o inmolación”. Y eso pasa cuando se abraza el Espíritu Scout, de verdad, con ilusión, el día de la Promesa Scout. Y que luego se prolonga por años en distintos tipos de servicios en el Voluntariado Scout.

La Abnegación Scout va calando poco a poco en nuestras vidas. No suele hacerse presente de pronto, más bien es un proceso amplio en el tiempo, un proceso de años, que va cambiando la vida a la luz de los ideales de la Promesa y la Ley Scout, del trabajo Scout, comprometido, día a día, por una sociedad mejor, persona a persona. Abnegación, para ser los Scouts espejos de honradez en esta sociedad, espejos que reflejen la Paz, espejos de solidaridad y hermandad, espejos de libertad, nunca de sectarismo. Nunca para ser el mero reflejo de la sociedad a ras de suelo. Debemos aspirar a ‘cotas altas de ciudadanía’, a volar alto.

La Piña de Plata, comenzó siendo un reconocimiento en los Campamentos Nacionales que los Exploradores de España celebraban en la Sierra de Espuña en Murcia, distinguiendo a la mejor Tropa Scout participante. Con el tiempo, poco después, se convirtió en un reconocimiento individual del Reglamento de los Exploradores de España, que en palabras de nuestro querido amigo e historiador Scout José María López (Jaguar) de Murcia, en su famoso libro ‘Huellas’, que recoge la historia de los Scouts de España-Exploradores de España, en la página 350,  señala que la Piña Scout de Plata fue la distinción que sustituyó al Lobo de Bronce español, cuando esta denominación de Lobo de Bronce la adquirió la mayor distinción Scout de la Organización del Movimiento Scout Mundial (otorgada hasta la actualidad a unas 400 personas, la primera a Baden-Powell, las tres últimas la semana pasada), quedando entonces en Scouts de España-Exploradores de España, el Lobo de Plata como la máxima Distinción, 26 hasta la actualidad, y la Piña de Plata como la siguiente, entonces.

Así que no sería raro que, además de utilizar la Piña de Plata con el tradicional cordón de cuero, con el tiempo se utilice también, según el acto, con una cinta de raso marrón o verde oscuro de unos 5 cm de ancho, volviendo más aún a sus inicios. ¡Ahí queda la idea!

El significado de la insignia de la Piña de Plata tiene un marco simbólico muy Scout y pleno: La Piña, como muy bien conocéis, es el fruto de un árbol de montaña, que contiene en su interior numerosas semillas que, al abrirse el fruto, el aire esparce en los alrededores para continuar transmitiendo su mensaje de vida en la naturaleza. A su vez La Piña, es dura y compacta para defender el desarrollo y maduración de la simiente, que necesita volar y caer a tierra, enterrarse y pudrirse, para que salga el tallo que dará lugar a un nuevo árbol piñonero. Unidad, fuerza, abrirse, volar, caer, enterrase, pudrirse para dar frutos, son palabras fácilmente traducibles al lenguaje de los Valores Scouts, Promesa y Ley, servicio, abnegación, transcendencia espiritual, solidaridad, amor, paz, humildad, desaparecer para dar fruto, que la recompensa sea la evolución de todos, etc, etc. ¡Y en nuestro caso esta Piña de Plata está enmarcada por en símbolo de Granada!

La primera Piña de Plata ordinaria fue otorgada en 2007 a la delegación scout de Granada de ASDE-Scouts de Andalucía en el ‘Año del Centenario Scout Mundial’, siguiendo las de, Francisco Morales, Carlos Borregón, Francisco Montoro, Alfonso Ruano, Mari Carmen Vidal, Antonio Lillo, Paco Galindo, y la novena de Francisco Villalobos, el pasado año. La primera extraordinaria se entregó en 2009 a Mariano Sánchez, seguida en años no correlativos por las de, Antonio Marín, la 'Patrulla Scout del Kanguro de Cádiz', el grupo scout '40 Domingo Savio' en su 50 aniversario, y la quinta para Ángel Jiménez, este año.
Así que, felicidades y enhorabuena a todos, a Ángel, y a los premiados en anteriores ediciones; y muchísimas gracias reitero a la Comisión de la ‘Piña Scout de Plata’, a la Ejecutiva asociativa y a la Asamblea de AGAE-AISG.  

Varias circunstancias de mi vida Scout son las que se me vienen  a la cabeza esta noche de la X Piña de Plata. La primera es que cuando comencé mi vida Scout, lo hice en el Grupo ‘129 Champagnat’ de Scouts de España en el Colegio de los Maristas de Granada donde estudié. Año y medio después nos pasamos al MSC-Movimiento Scout Católico, junto con la mayoría de los Grupos Scouts de Granada. Actos en el 74 y la aceptación de la Medalla de Plata de la Juventud en 1975 en el entorno de ASDE-ANEDE propició aquella escisión, igual que en otras Zonas Scouts, especialmente en Granada, ciudad Universitaria de amplia conciencia política y social, donde el Mayo del 68 francés palpitaba en cada acción.

Otra fue la entrada en el Grupo ‘245 San Jorge’, llevando a muchos miembros del Grupo Champagnat que se acababa de cerrar. Vuelta del MSC a ASDE.

Y el comienzo de mi compromiso como Cronista de Noticias Scouts en el los Medios de Comunicación, sobre todo en el diario IDEAL de Granada, a cuyos periodistas y amigos les debo la dedicación a dar ‘visibilidad’ a la Comunidad Scout, y mi compromiso de doce intensos años como Formador de Scouters, una de mis grandes pasiones Scouts. Todo por intentar aumentar la ‘calidad’ del Escultismo que ofrecemos a los verdaderos protagonistas de este Gran Juego, los chicos y chicas Scouts, los jóvenes.  

Y pronto llegaron también los primeros contactos con el Escultismo y el Guidismo Adultos a finales de 1980. Siendo a  principios de 1981 cuando ingresé como miembro de los Scouts y Guías Adultos de España en Madrid, con el número 27. En marzo de 1982 ya tuvimos la famosa visita-excursión de los históricos del Escultismo y Guidismo Adulto de España en Granada, y la Semana Scout en unión ASDE, MSC y AISG y la creación el Comité de Antiguos Exploradores, Scouts y Guías de Granada, dependiente entonces AIDSEGA (Antiguos). Siempre he abogado por la colaboración entre las Organizaciones Scouts, que tienen convenios internacionales de colaboración: La OMMS, la AMGS y la AISG. Ha sido uno de mis objetivos, que hace años me costó la crítica de una organización de AISG-España. Pero que llevó a poner las cosas en su sitio: Máximo respeto a las personas Scouts, provengan de la Organización que sea, pero a nivel institucional también máximo respeto a los convenios Scouts internacionales.

En fin, como creo que soy de las personas más antiguas asociadas a los Scouts y Guías Adultos en España y aprovechando vuestra generosidad permitidme decir estas cosas.

La penúltima pasión Scout que voy a nombrar esta noche, es el estudio de la Historia Scout y el compromiso de escribir sobre ella, sobe las personas que la han protagonizado, que esta noche están con nosotros en Espíritu desde el Eterno Campamento ¡Honor a los Exploradores, a las Guías, a los Scouts y a los Lobatos que nos han precedido! Como historiador aficionado, por ahora sólo me he atrevido a recoger los hechos. Con el tiempo llegará el análisis y las opiniones, pero es el tiempo me ha de dar más distancia,  perspectiva y conocimiento para atreverme a ello, para ver mejor sus muchas luces y algunas sombras, como todo en esta vida.

Y por fin, la última, cuando vuestra paciencia ya está seguro más que colmada. Es el consejo y el apoyo que desde los comienzos he prestado para que la Asociación Granadina de Amigos del Escultismo formara parte de AISG-España y el orgullo de que hoy sea uno de sus más sólidos pilares, con personas muy comprometidas y entregadas.

Después de tantos años es necesario dar paso a los más jóvenes, descansar y cambiar a otras posibles ocupaciones y sobre todo profundizar en otros ámbitos sociales y educativos, por lo menos hasta llegar a la jubilación laborar. Algunos dirán que no seré capaz. Yo tan sólo me acuerdo cuando  a finales de 1990, principios de 1991, dejé la Formación de Scouters. Me costó, pero lo hice. Baden-Powell nos dice: “Asíos a vuestra Promesa Scout siempre, aún cuando hayáis dejado de ser unos muchachos” y “tratad de dejar este mundo en mejores condiciones de cómo lo encontrasteis”.

Espero poder seguir preparando anualmente los sufragios por los Exploradores, Scouts y Guías fallecidos, y sus familiares y simpatizantes, Y también de acción de gracias por el Escultismo y el Guidismo. Y espero seguir haciéndolo desde la Guilda del ‘Club Scout Gilwell de Granada’, como siempre. En fechas cercanas al Día del Pensamiento Scout y Guía (actual Día de los Fundadores, el 22 de febrero) o del Día de San Jorge, nuestro Patrón Scout Mundial, el 23 de abril. Y seguir contando para ello con las ejemplares colaboraciones de siempre. Bueno, voy terminando.

Perdón por lo que haya hecho mal y mil gracias por todo lo que me habéis dado en tantos años de Escultismo que es infinitamente más de lo que yo humildemente haya podido aportar.

Y ahora os invito a renovar interiormente nuestra Promesa Scout, a elevar el espíritu y recordar a los que nos precedieron, desde López-Dóriga a Juan Mateos; o a don José Montero, al que estuve ayer velando, y que vino de Lovaina para renovar el Escultismo granadino, junto a otros insignes sacerdotes de finales de los cincuenta y principios de sesenta, impulsor del espíritu ‘Avemariano’ de don Andrés Manjón (tan unido a los inicios de los Exploradores); y os invito a levantar la copa para brindar por B-P, por los Scouts y Guías de todo el mundo, o por el último Lobato superviviente de la Manada de Granada de los años 30, don Luis Mesa, que a sus 92 años todavía vibra con los temas Scouts (ya no quedan Exploradores); y por todos nosotros aquí presentes en esta noche; y nuestros seres queridos. ¡Muchas gracias!

********************************

**********************************

Y en este 'Blog Scout' y en el diario 'IDEAL', el sábado 2 de abril de 2016, publiqué sobre la 'X Piña Scout de Plata':




**************************


 ***********************************